Limitación de responsabilidad legal: la asociación CENTAM no es responsable de daños o perjuicios que resulten por el uso de la información que aparece en este sitio, ni de la que pudiera aparecer en los enlaces a sitios de terceros. 

Aviso de privacidad

centamfiltros@yahoo.com  tel: 442 186 1479

Circuito Calesa 143, Querétaro 76020 

La tecnología de ósmosis inversa empleada en los equipos MTO100 es un proceso de filtración avanzado. En las normativas para el agua potable (NOM127-SSA1-1994) está indicada para una amplia variedad de contaminantes químicos, y por eso la emplean las embotelladoras así como otras industrias que requieren agua de muy alta pureza. La ósmosis inversa también se usa para desalinizar agua de mar, operando a 70 kg/cm2, pudiendo remover alrededor del 99% de las sales disueltas.

Etapas de filtración de las ósmosis MTO100

1) el agua pasa primero por un cartucho de sedimentos de 5 micrones para retener sedimentos.

2) el carbón activado remueve luego el cloro, el mal gusto, y distintos contaminantes orgánicos como por ejemplo los trihalometanos (los THM son compuestos derivados de la desinfección con cloro).

3) el agua atraviesa luego la membrana de ósmosis inversa, que remueve los iones disueltos.

4) la cuarta etapa de tratamiento emplea un cartucho remineralizador que aumenta el contenido de iones saludables y también alcaliniza el agua, con calcita de alta pureza de norma NSF (orígen EUA). En algunos casos se pueden proveer purificadores sin la etapa de alcalinización, cuando se desea disponer de agua con el mínimo de minerales disueltos (consultarnos por esta opción). 

Las ósmosis deben usar agua de la red

La ósmosis inversa es una tecnología de desmineralización, y no está clasificada como "germicida" en las normativas de agua potable. Por eso es obligatorio que el agua que ingrese al equipo provenga del abastecimiento público, donde ya tiene un residual de cloro libre, para mantener limpio el filtro.

 

Sedimentos en el agua y usos intensivos

Si hay un alto contenido de sedimentos puede ser necesario un reemplazo más frecuente del prefiltro de 5 micrones, pero esto es poco frecuente en aguas de abastecimiento, con turbidez normalmente baja.

Remoción de contaminantes en el enjuague

Al mismo tiempo que produce agua desmineralizada, la membrana produce un caudal de enjuague que se lleva los contaminantes químicos, y que se recomienda almacenar para otros usos: lavadora de ropa, regar plantas, etc. De este modo evitamos desperdiciar agua, un recurso escaso en muchas localidades.

Alcalinización luego de la ósmosis

En las normas para el agua potable (NOM 127 SSA1-1994) el pH debe estar entre 6.5 y 8.5. Las ósmosis MTO100 incluyen una etapa final para remineralizar parcialmente el agua (agregando iones saludables) y que aumenta también la alcalinidad, mejorando notablemente el sabor del agua. 

Duración de la membrana

Las membranas tienen una duración muy larga siguiendo el mantenimiento recomendado. Se deben reemplazar únicamente si se verifica un deterioro en el rendimiento. Esto se controla sin costo alguno, así como la alcalinidad, cada vez que se provee el reemplazo de los cartuchos de prefiltración (para este control basta con una muestra de agua del purificador de 200 o 250 cm3).  

Presiones de operación necesarias

Se necesita un mínimo de 30 psi (2 kg/cm2) para usar la ósmosis inversa. Si disponemos de esta presión en la mezcladora podemos purificar unos 4 a 5 litros por hora (si la cocina recibe agua desde un tinaco la presión no va a ser suficiente). Cuando no existe suficiente presión se debe instalar un hidroneumático, o una bomba periférica de 1/2 HP que se puede encender cada vez que usa el filtro.